Volver atrás

26 de 365 [Mi reto fotográfico, Donostia - San Sebastián]

Vi un banco y una farola, en un lugar escondido en las alturas de la ciudad, y escribí:

"Me senté en aquel banco, bajo la ténue luz de la farola. Quería despojarme de todo, incluso de mi ropa, para que nada en mí conservara su olor. Le odiaba. En algún otro momento de nuestras vidas, recuerdo haberlo hecho, pero también le amaba, a partes iguales. Sin embargo, ahora era distinto. Ahora el único sentimiento que quedaba era el odio. Un odio voraz. Un odio que la obligaba a huir rápidamente de allí."

¿Te gustaría ser una de las 365 caras que aparecerán en mi proyecto?
¡Contáctame para quedar y reservar tu día!